Caminando hacia el periodismo del mañana

images (2)

Los últimos años han sido un constante ir y venir de nuevas herramientas y nuevas formas de hacer periodismo. Una nueva manera de comunicar que se ha fundamentado en la red y que se vale de los medios sociales – como FacebookTwitterYoutube o Gooogle+ – para dar a los ciudadanos la oportunidad de democratizar la información al tiempo que la leen, comentan o comparten, creando auténticos movimientos virales en la red.

Este cambio en la forma de informar no tiene porque conllevar un empeoramiento de su calidad, ya que “las historias buenas y el trabajo independiente de los periodistas siempre tendrán un futuro, sea en el formato que sea”, tal y como apunta la periodista Rosa María Calaf.

Y es que no importa la plataforma que utilicemos para hacer periodismo mientas los principios fundamentales de la profesión sigan intactos. Como periodistas debemos ofrecer informaciones veraces, éticas, honestas e independientes; el problema reside quizás en el negocio que rodea a los medios.

El periodismo se debe a los ciudadanos, y debe salir a la calle para conocer de primera mano lo que sucede a la población para poder transmitirlo como si se le fuera la vida en ello. Lamentablemente, y como apunta el periodista e investigador Xavier Vinader, ahora que contamos con las herramientas de comunicación más avanzadas parece que “hay una tendencia a alejarse de la comunicación verdadera”.

Como defiende el catedrático de comunicación Javier Díaz Noci, internet no es un enemigo ni competencia para los medios tradicionales, porque tanto el periodismo ciudadano, como la red y los medios sociales han servido para combatir la censura y hacer que la agenda de temas de los medios de comunicación se diversifique, siendo en muchas ocasiones los ciudadanos los primeros en contar lo que está ocurriendo.

En el futuro digital del periodismo, las cabeceras perderán el valor que hoy en día tienen debido a la forma en que los ciudadanos consumen la información. Ahora leemos las noticias según van llegando a nuestros perfiles en redes sociales o desde un lector de RSS, en lugar de acudir directamente a la página de inicio del medio de comunicación.

Con esta nueva realidad gana peso el redactor de la información y se refuerza la marca personal del profesional que se convertirá en su mejor carta de presentación para un contexto en que los profesionales trabajarán en una gran variedad de medios a lo largo de su carrera. A través de blogs o webs personales, los periodistas podrán diversificar su labor y ofrecer nuevos enfoques de su trabajo siguiendo sus propios principios y no la línea editorial de un determinado medio de comunicación, garantizando una información más rica.

El periodismo del futuro será cada vez más visual motivado por la cultura de las nuevas generaciones, mucho más visual que literaria. Y por ello, debemos destacar el papel que juega en este proceso la narrativa transmedia.

Uno de los primeros ejemplos de esta nueva forma de comunicar vendría de la mano de The New York Times con su proyecto Snow Fall, un reportaje que según avanza incluye vídeos, fotografías, infografías y demás recursos multimedia para completar la información. Una auténtica revolución que en ocasiones mantuvo a más de 22.000 usuarios viendo este reportaje al mismo tiempo.

678px-Transmedia

Otro ejemplo de narrativa transmedia podría ser el reportaje de The Guardian sobre un incendio en Tasmania, que captura al espectador con sus recursos  pero siempre dandole el poder de elegir qué es lo siguiente que quiere ver.

Es posible que la figura del director de comunicación cobre más fuerza en el futuro. Su función será gestionar toda la información existente como si de una filarmónica se tratase, indicando que debe hacer cada “músico” y ayudándole en su labor a pesar de que cada cual tenga sus propios “sonidos”.La lucha por descubrir nuevos formatos innovadores que “enamoren” a los lectores está actualmente abierta, aunque todo parece indicar que se decantará por una opción híbrida entre el periodismo tradicional y el multimedia.

Según Wolfgang Blau, editor jefe de la edición online de Die Zeit, la inmediatez perderá cierto valor en el futuro a favor de publicaciones más reposadas que salgan una vez por semana y que se puedan leer tranquilamente en cualquier soporte tecnológico.

En la actualidad nos encontramos en el entorno más favorable de la historia para ser profesionales de la información, pero no para vivir de ello. Por eso, lo que realmente debemos tener en cuenta a la hora de pensar en el periodismo del futuro es dejar de pensar en cómo conservar unos medios de comunicación que quizás se han quedado ya obsoletos ante la nueva forma en que el público reclama la información, y centrarnos en comenzar a construir los medios de comunicación del futuro.

Anuncios

3 pensamientos en “Caminando hacia el periodismo del mañana

  1. Es necesario, a día de hoy, estar actualizado y saber desenvolverse de una manera básica en el “boom” de nuestros días; redes sociales, noticias a través de la red …
    Pero tampoco debemos permitir que la necesidad de avanzar con la sociedad y la tecnología sean substitutos de recibir y aportar información de una manera tradicional, ya que estas también nos proporcionan su granito de arena para formarnos como personas.
    No dejemos de disfrutar de la lectura de una buena noticia al aire libre en un periódico, o de felicitar a un amigo a través de una carta para que tenga el placer y la curiosidad que produce abrir un sobre, y disfrutar de esas letras que nos dedicaron.
    Avancemos, pero valoremos lo que tenemos y potenciemos un uso más “sano” de las nuevas formas de comunicarnos.

  2. ¡Gran artículo!. Está claro que la forma de compartir información está cambiando y la única forma de continuar hacia el futuro es adaptándose al cambio no revelándose contra el. Las redes sociales no son un enemigo de los medios tradicionales.

  3. Un artículo realmente interesante, sobre todo desde el punto de vista que das del periodismo como fuente auténtica e independiente de toda influencia ideológica externa. Algo que hoy en día parece más una utopía que una posible realidad.
    Por otra parte, ojalá Wolfgang Blau tenga razón y la inmediatez de las noticias pierda valor en el futuro a favor de publicaciones más reposadas. Porque actualmente estamos tan saturados de información y toda ella tan breve y rápida, que ni siquiera nos paramos a analizar su contenido y crear una opinión propia sin adoptar una que nos venga impuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s